Páginas vistas en el último mes

miércoles, 25 de febrero de 2009

CRONICAS DE LA SASTRERIA

El sastre Gómez era un sastre muy elegante...como modisto que era...¿no?...Un día en la granja de sus padres, lo mandaron a buscar una aguja en un pajar...y pensó "cuando la encuentre me voy a casar". Y se hizo sastre, pero por cierto, nunca se casó...Era muy buen sastre. Y para muestra..un botón...Le hizo trajes a todos los presidentes de Argentina...incluso a una presidenta...Isabel...Pero no sabía surcir medias...¡qué des-astre!....-le dijo una vez Isabel-Tenía de empleada a una mujer que se llamaba -coicidencia-Penélope...trabajaba de día, y de noche destejía...Esperaba a su esposo que viniera de la guerra de Malvinas. Mariela, era otra modista, que era medio orgullosa..no era muy modesta...Se la pasaba cosiendo y hasta le gustaba mucho el mate...cosido. Era elegante, pero un día se tuvo que venir a la sastrería con ropa prestada. Mariela pasó hambre y sed...¡pobrecita!...pero después se casó con un sastre rico, y se empezó a vestir con prendas muy finas...Penélope tejió y tejió, y su marido de Malvinas..¡llegó!...Gómez se mudó y se puso una casa de modas..modificó su estilo de vida, y se fue a vivir a Nueva York ..Allí enseñó alta y baja costura. Y fue bordeando su presente y su futuro..aguja va...aguja viene...Mariela se quedó en Argentina, en Tandil. Penélope en Bs As.

No hay comentarios:

Publicar un comentario