Páginas vistas en el último mes

sábado, 21 de febrero de 2009

EL COLCHON Y LA SABANA

Él, gordito, muy cómodo (años atrás, ¡era tan pesado!). Ella, finita, extendida (años atrás ¡era tan "almidonada"!). Siempre fueron pareja..¡inseparables!...Lo cierto es que ambos se llevaban bien mientras la Blanca Sábana era inmaculada. Un día apareció la Floreada Sábana con sus hermanas, Rayada de Color, Inarrugable, Ajustable... y la Blanca Sábana se sintió desplazada.
Una vez la Blanca Sábana le dijo al Colchón: --Mi amor, ya vengo. Me voy a la lavandería porque me tengo que bañar.--bueno...yo sigo leyendo el diario.. En eso aparece otra sábana. Y él le dice--¡Hola jovencita!--¡Qué bonita estás!...La Sábana Floreada le siguió la corriente(era muy jovial y ligerita)--¿Cómo se llama usted, señor Colchón?...--Plácido Gomapluma...y me gusta dormir mucho. Además, en mi "posición," estoy tranquilo, y cómodo, porque guardo muchísimo dinero...aunque parezca mentira, en esta época la gente no confía más en los bancos. Sábana Floreada(muy ambiciosa ) dijo--¡dólares!..y metió la mano por debajo pero el Colchón le dijo inmediatamente--¡Un momento!..¿te ajustas conmigo esta tarde?...Tenemos tiempo porque Blanca se está cambiando. Floreada titubeó--no...no...¿si ella viene y nos encuentra juntos?...--Nada que ver- ella antes de venir, se maquilla, se peina, ..¡va!..¡demora mucho!...La Floreada se amoldó muy bien a Plácido...pero algo ocurrió: el Colchón perdió el dinero y Sábana Floreada, se puso furiosa-¡mejor que lo encuentres porque si no...¡le cuento todo a Blanca!...Menos mal que los billetes estaban debajo de la cama. Cuando llegó Blanca vio una marca de flor(¡pintura de labios!) en la cara de Plácido.--¿y esto qué significa Colchoncito?... Plácido se defendió. Dijo que era una mancha de pintura .--¿No te acuerdas que hace poco pintaron la habitación?...--Ahh..¡si claro!...menos mal que me hiciste acordar...("porque de lo contrario te hubiese hecho un tajo en el estómago y adiós Plácido"-pensó ella).
Pasaron unos días y apareció otra vez Sábana Floreada.--¿qué tal Don Plácido?.--¿hay efectivo?-preguntó, astutamente. El Colchón se sobresaltó y casi rompe la cama. La Sábana Floreada se ajustó a él y aquí pasó algo trágico...¡los vió la Blanca!...Entonces dijo--¡Todo lleno de flores!¡asqueroso!...¡inmundo!...¡gordo baboso!...¡me voy a casa de mamá!..(el lavarropas)...¡huaaaa!...Y así terminó el romance, esta vez, no muy bien, pero luego se arreglarían. Fue por culpa de una joven sábana, que al final, iba cambiando de colchón ...¡muy liviana y ligera!..que ni siquiera necesitaba plancharse..Además,¡Estos colchones son tan sabaneros!(mujeriegos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario